EL ESTATUTO BÁSICO DEL EMPLEADO PÚBLICO: TÍTULO III, CAPÍTULO III – DERECHOS RETRIBUTIVOS


El Capítulo III del Título III del Estatuto Básico del Empleado Público aborda los derechos retributivos de los empleados públicos, introduciendo algunas modificaciones en el sistema retributivo de los funcionarios públicos. La exposición de motivos argumenta el tratamiento que se da a las retribuciones complementarias para el personal funcionario y la variación que las mismas pueden experimentar en función de la administración pública (central, autonómica o local) o de las características del puesto de trabajo, aunque sin entrar en más detalles, ya que las deja pendientes de determinar por las correspondientes leyes de cada Administración Pública. Lo único que sí establece con claridad son las retribuciones básicas de los funcionarios de carrera, compuestas por el salario correspondiente al grupo o subgrupo de pertenencia y los trienios, única y exclusivamente.

También destaca como gran logro la cuantía de las pagas extraordinarias, con la inclusión de una mensualidad completa de las retribuciones básicas y de las complementarias de carácter fijo, algo que, desgraciadamente, dejó de ser un derecho tras la aplicación del Real-Decreto-ley 8/2010, de 20 de mayo, por el que se adoptan medidas extraordinarias para la reducción del déficit público, en el que se vieron minoradas las pagas extraordinarias del personal funcionario, con motivo de la bajada salarial media del 5% que aplicó el Gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y que, lejos de ser reparado, recientemente ha sido empeorado con la supresión de la paga extraordinaria de Navidad de 2012, contemplada en el Real-Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad del Gobierno del Partido Popular (PP). Igual suerte o incluso peor, en el caso del Real-Decreto-ley 8/2010, corrió el personal laboral al servicio de las administraciones públicas, ya que les fue aplicada una rebaja salarial del 5% sin discriminación por categoría profesional, en un claro agravio comparativo con el personal funcionario, que en función del grupo de adscripción vio rebajado en distintos porcentajes su salario, lo que supuso una mayor pérdida retributiva para las categorías más bajas, con salarios que, en algunos casos, no llegaban ni a los mil euros.

El Capítulo III del Título III del Estatuto Básico del Empleado Público consta de 10 artículos en donde se definen las retribuciones de los funcionarios de carrera (básicas y complementarias), de los funcionarios interinos, de los funcionarios en prácticas y del personal laboral, menciona las indemnizaciones por razón del servicio, y añade el concepto de retribución diferida, en el caso de aportaciones a planes de pensiones o contratos de seguros:

Artículo 21. Determinación de las cuantías y de los incrementos retributivos.

  1. Las cuantías de las retribuciones básicas y el incremento de las cuantías globales de las retribuciones complementarias de los funcionarios, así como el incremento de la masa salarial del personal laboral, deberán reflejarse para cada ejercicio presupuestario en la correspondiente Ley de Presupuestos.
  2. No podrán acordarse incrementos retributivos que globalmente supongan un incremento de la masa salarial superior a los límites fijados anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el personal.

Artículo 22. Retribuciones de los funcionarios.

  1. Las retribuciones de los funcionarios de carrera se clasifican en básicas y complementarias.
  2. Las retribuciones básicas son las que retribuyen al funcionario según la adscripción de su cuerpo o escala a un determinado Subgrupo o Grupo de clasificación profesional, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo, y por su antigüedad en el mismo. Dentro de ellas están comprendidas los componentes de sueldo y trienios de las pagas extraordinarias.
  3. Las retribuciones complementarias son las que retribuyen las características de los puestos de trabajo, la carrera profesional o el desempeño, rendimiento o resultados alcanzados por el funcionario.
  4. Las pagas extraordinarias serán dos al año, cada una por el importe de una mensualidad de retribuciones básicas y de la totalidad de las retribuciones complementarias, salvo aquéllas a las que se refieren los apartados c) y d) del artículo 24 (punto incumplido por la aplicación del R.D.-ley 8/2010, de 20 de mayo que modifica las retribuciones de las pagas extraordinarias).
  5. No podrá percibirse participación en tributos o en cualquier otro ingreso de las Administraciones Públicas como contraprestación de cualquier servicio, participación o premio en multas impuestas, aun cuando estuviesen normativamente atribuidas a los servicios.

Artículo 23. Retribuciones básicas.

Las retribuciones básicas, que se fijan en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, estarán integradas única y exclusivamente por:

  • El sueldo asignado a cada Subgrupo o Grupo de clasificación profesional, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo.
  • Los trienios, que consisten en una cantidad, que será igual para cada Subgrupo o Grupo de clasificación profesional, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo, por cada tres años de servicio.

Artículo 24. Retribuciones complementarias.

La cuantía y estructura de las retribuciones complementarias de los funcionarios se establecerán por las correspondientes leyes de cada Administración Pública atendiendo, entre otros, a los siguientes factores:

  • La progresión alcanzada por el funcionario dentro del sistema de carrera administrativa.
  • La especial dificultad técnica, responsabilidad, dedicación, incompatibilidad exigible para el desempeño de determinados puestos de trabajo o las condiciones en que se desarrolla el trabajo.
  • El grado de interés, iniciativa o esfuerzo con que el funcionario desempeña su trabajo y el rendimiento o resultados obtenidos.
  • Los servicios extraordinarios prestados fuera de la jornada normal de trabajo.

Artículo 25. Retribuciones de los funcionarios interinos.

  1. Los funcionarios interinos percibirán las retribuciones básicas y las pagas extraordinarias correspondientes al Subgrupo o Grupo de adscripción, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo. Percibirán asimismo las retribuciones complementarias a que se refieren los apartados b), c) y d) del artículo 24 y las correspondientes a la categoría de entrada en el cuerpo o escala en el que se le nombre.
  2. Se reconocerán los trienios correspondientes a los servicios prestados antes de la entrada en vigor del presente Estatuto que tendrán efectos retributivos únicamente a partir de la entrada en vigor del mismo.

Artículo 26. Retribuciones de los funcionarios en prácticas.

Las Administraciones Públicas determinarán las retribuciones de los funcionarios en prácticas que, como mínimo, se corresponderán a las del sueldo del Subgrupo o Grupo, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo, en que aspiren a ingresar.

Artículo 27. Retribuciones del personal laboral.

Las retribuciones del personal laboral se determinarán de acuerdo con la legislación laboral, el convenio colectivo que sea aplicable y el contrato de trabajo, respetando en todo caso lo establecido en el artículo 21 del presente Estatuto.

Artículo 28. Indemnizaciones.

Los funcionarios percibirán las indemnizaciones correspondientes por razón del servicio.

Artículo 29. Retribuciones diferidas.

Las Administraciones Públicas podrán destinar cantidades hasta el porcentaje de la masa salarial que se fije en las correspondientes Leyes de Presupuestos Generales del Estado a financiar aportaciones a planes de pensiones de empleo o contratos de seguro colectivos que incluyan la cobertura de la contingencia de jubilación, para el personal incluido en sus ámbitos, de acuerdo con lo establecido en la normativa reguladora de los Planes de Pensiones.

Las cantidades destinadas a financiar aportaciones a planes de pensiones o contratos de seguros tendrán a todos los efectos la consideración de retribución diferida.

Artículo 30. Deducción de retribuciones.

  1. Sin perjuicio de la sanción disciplinaria que pueda corresponder, la parte de jornada no realizada dará lugar a la deducción proporcional de haberes, que no tendrá carácter sancionador.
  2. Quienes ejerciten el derecho de huelga no devengarán ni percibirán las retribuciones correspondientes al tiempo en que hayan permanecido en esa situación sin que la deducción de haberes que se efectué tenga carácter de sanción, ni afecte al régimen respectivo de sus prestaciones sociales.

Próxima entrega: Gastos del personal al servicio del sector público. Normativa retributiva.

Carlos Yebra Matiaci.

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s