RECORTE DE EMPLEO PÚBLICO EN LA COMUNIDAD DE MADRID


Según publica el diario El País, la Comunidad de Madrid es la comunidad autónoma que mayor recorte de empleo público ha sufrido desde 2010. Concretamente ha recortado 7.548 puestos de trabajo, un 4,6% frente la 3% de media nacional. A esos recortes se suman los realizados en la región por el Gobierno central (7.519 empleos menos en colectivos como el Cuerpo Nacional de Policía, efectivos del Ejercito o personal de los Ministerios, que también superan el recorte medio nacional) y sobre todo los dramáticos tijeretazos en los Ayuntamientos (9.567 puestos menos, un 14,7%, por debajo de la media nacional). Así, uno de cada cinco empleos públicos suprimidos en España desde 2010 corresponde a Madrid, que en total ha perdido casi 25.000 puestos. El mayor descenso de empleados públicos se ha producido en sanidad y educación. Los centros públicos pierden 3.500 maestros y profesores desde 2010 mientras que el recorte en hospitales se concentra en 2012 con 1.800 trabajadores menos.recorte

Tras años de aplicación de las políticas neoliberales del Partido Popular (PP), la Comunidad de Madrid tiene las tasas universitarias más elevadas del Estado Español, con diferencias que pueden llegar hasta el 174%. Un universitario gallego que estudie Derecho en una universidad pública pagará 581 euros por año, mientras que un universitario madrileño pagará 1.620 euros, que traducido en los cuatro años que dura el grado significa que al alumno de Madrid le habrá costado sacarse el título 4.116 euros más que al de Galicia, un dinero suficiente como para volver a estudiar otra carrera completa en la mayoría de las comunidades. Eso, con los títulos más baratos (que suelen ser los de Humanidades y Ciencias Sociales), pero si tomamos los sanitarios, por ejemplo Medicina, la diferencia es de 757 euros en Andalucía y 1.980 en Madrid, es decir, 6.115 euros más al final de los cinco años de carrera.universidad

Otra consecuencia de los recortes que el Gobierno del Partido Popular (PP) está aplicando en sanidad son las listas de espera, que baten récord y pasan de 76 a 100 días en seis meses.espera

Los pacientes que aguardan una operación ascienden hasta los 571.395 en 2012. Es el mayor incremento desde que Sanidad inició el recuento de datos.operaciones

Pero las listas de espera no son para los políticos. Según publica el diario El Huffington Post, políticos, banqueros o famosos eluden las listas de espera en la sanidad pública. Rajoy fue a La Paz para someterse a un chequeo y varios trabajadores tuvieron que acudir al hospital antes del amanecer. Jamás piden cita. Ni se plantea.

Este es el país que tenemos, pero ¿es el que queremos? Según parece, sí. Es el resultado de votar siempre a las mismas formaciones políticas. Se perpetúan en el poder y se creen propietarios de un país por el simple hecho de contar con los votos de unas elecciones corrompidas por una Ley Electoral que expulsa del sistema a las formaciones minoritarias, y que impide que los votos tengan igual peso con independencia de la comunidad autónoma donde hayan sido depositados o del partido político al que se haya votado. Mientras no se modifique la legislación electoral seguiremos hundidos en este cenagal, con partidos gobernando por mayoría absoluta con poco más del 20% del total del electorado.

¡Reforma electoral YA!

Carlos Yebra Matiaci.

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a RECORTE DE EMPLEO PÚBLICO EN LA COMUNIDAD DE MADRID

  1. Cristina Santos dijo:

    Espléndido artículo, Carlos. Exhaustivo y bien documentado, como siempre. Buen trabajo.

    Me temo que hoy, más que del país se trata de la comunidad autónoma y de los ayuntamientos, especialmente el capitalino, que tenemos los madrileños.

    El hecho es que en un larguísimo período de gobierno del PP, las políticas de burdo neoliberalismo se han ido imponiendo en Madrid hasta alcanzar su culmen en este período, amparados en una crísis que numerosos economistas ponen en duda, pero que viene muy bien como excusa para cualquier tropelía.

    Por si a alguien le cupiese alguna duda, los gobiernos del Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid de los últimos períodos han demostrado un deleite especial en destruir los servicios
    públicos y beneficiarse de su destrucción.

    Lo más sangrante, una sanidad privatizada de la que ya hemos hablado y una educación que no hace falta
    privatizar, ya que se está dejando caer por sí sola no dotándola, y dotando por contra a la escuela privada y concertada, con criterios de dudosa constitucionalidad, como en el caso de la subvencion a colegios de primaria y
    secundaria que segregan por género.

    Y lo mismo para la Universidad, favoreciendo que el que se lo pueda
    permitir pague la privada, ya que la pública está siendo destruida y al mismo tiempo encarecida de tal modo que quien vaya a poder pagarse estudiar prefiera la privada. Buena jugada.

    Y así, se consolida el más lamentable de los liberalismos en una sociedad como la madrileña, con la injusticia social característica de la derecha más recalcitrante, donde el que puede se salta listas de espera médicas, trabas a los estudios, la ley si es necesario, y el
    que no, queda para mano de obra barata, cada vez más, con la ayuda
    inestimable de la reforma laboral.

    No es solamente un recorte de empleo público y de lo público en general, es mucho más, es un objetivo en sí mismo.

    Anclados desde tiempo inmemorial en mayorías absolutas, mayorías
    robadas y mayorías en general, es posible que hayan asumido como real
    la ilusión de que van a estar ahí siempre, sin límites.

    O a lo peor es real.

    Aunque parezca un chiste, creo que a nadie le resultará una noticia de
    última hora que ni el presidente de la Comunidad autónoma de Madrid ni
    la alcaldesa de Madrid actuales fueron en realidad elegidos como tales por aquellos que votaron al PP.

    Y a veces pienso que a la mayoría de los madrileños les parece una situación nada alarmante, ni la política, ni la social, ni la económica.

    A mí y a otros tantos no, claro, pero parece dominar la idea de que todo está bien si el Real Madrid se pone las pilas y esta temporada gana la liga.

    A nivel estatal hay que cambiar en mi opinión no solo la ley electoral, sino incluso la misma Constitución, pero me temo que en la Comunidad de Madrid como no cambiemos la ciudadanía….

    ¿Quizá en Madrid vivimos un remake de “La invasión de los ultracuerpos”?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s