CONTINÚA LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO PÚBLICO


Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2013, la ocupación aumenta en 52.000 personas en el empleo privado y disminuye en 12.600 en el empleo público.

epaepa1

¿Será este dato el que hace que el Ministro Montoro diga que “no sólo hay luz al final del túnel sino que se atisba la salida del túnel de la crisis económica en España”? Pues perdóneme que le contradiga señor Ministro. Porque por mucha luz que usted vea o por mucha salida del túnel que dice usted atisbar, los empleados públicos seguimos sumidos en la oscuridad con la supresión de los derechos laborales y económicos que usted y los miembros del Gobierno del que forma parte nos infligieron mediante la entrada en vigor  del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, de infausto recuerdo. Y por mucho que vaya diciendo que los funcionarios recuperarán días moscosos cuando el saneamiento de las finanzas públicas del conjunto de las administraciones públicas lo permitan”, la credibilidad que tiene usted para los empleados públicos es cero o menor. Le recuerdo que los empleados públicos no hemos sido los responsables del mal estado de las finanzas públicas. Más bien han sido ustedes, políticos sin escrúpulos del Partido Socialista y del Partido Popular que han utilizado los recursos públicos en su propio beneficio, derrochando y apropiándose del dinero de todos los contribuyentes, y haciéndonos pagar a toda la ciudadanía de las consecuencias de su mala gestión. Como en algún programa de televisión ha sido dicho en más de una ocasión, en otros países habría muchos políticos en prisión. Pero es que estamos en Españistán y aquí vale todo con la complacencia y pasividad de una ciudadanía que, no es que parezca dormida, es que está muerta, y con una Justicia que no da más de sí ante la politización de sus principales cargos y la carencia de medios humanos, técnicos y materiales con sus inacabables recortes.

Adivina adivinanza: ¿cómo se dice MENTIRA con oes?

Carlos Yebra Matiaci.

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CONTINÚA LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO PÚBLICO

  1. Cristina Santos dijo:

    Montoro, Carlos. Mentira con oes se dice Montoro. Qué casualidad.

    Este hombre, digno ejemplo de este indigno gobierno y digno heredero de indignidades anteriores, nos miente a todos indiscriminada y generosamente. A la ciudadanía, a sus homólogos internacionales y a los organismos europeos, que no dejarán de anonadarse de que siendo ellos también mentirosos vengan este listillo y el otro, su jefe, el mentiroso mayor, bien a intentar mentirles, bien a intentar aplicarles el quien roba a un ladrón… Con dos bemoles y poco cacumen.

    Pero en lo que a los empleados públicos se refiere, las mentiras de Montoro, de su jefe, de sus “amigos”, de sus ancestros, llevan ya el sello de algo personal, de pura inquina.

    El descenso del empleo público se puede, y de hecho se intenta, explicar en las mismas coordenadas que el resto del desempleo, y eso no es mentira exactamente, pero hay matices. El desempleo público se genera, sí, por despidos, como el desempleo privado y como no habíamos visto hasta ahora, y también porque cuando la gente se va, generalmente por bajas, fallecimientos o jubilaciones, también se van los puestos de trabajo que ocuparon al limbo del desempleo. Y es desempleo no cubrir estos puestos de trabajo ni crear unos nuevos para cubrir las necesidades que genera un sociedad creciente en número y complejidad.

    Porque en realidad, los empleados públicos formamos parte de un entramado en que todo está inventariado. Es decir, salvo excepciones no sé si muy honrosas, somos tornillos.

    Monti, dice Mariano, si quitamos un tornillo de aquí y otro del lado simétrico mira, mira la silla aguanta. Jejejejesh. Y esta misma escena, quitando tornillo a tornillo, lleva repitiéndose desde hace tiempo por otros elencos.

    Y creo que la ciudadanía sabe de sobra lo que acaba pasando cuando te sientas en una silla sin tornillos, que no tarda mucho en desmoronarse. Y ahí estamos, señores, desmoronándonos con todo el equipo.

    Pero y los empleados públicos, los tornillos? Es verdad como dices, Carlos, que estamos muertos? Desde luego lo parece. Porque si tras años de pérdida de poder adquisitivo, de cargar con la lacra de ser considerados los responsables del mal estado de las finanzas públicas, oímos ahora al montoroso declarar tranquilamente que “los funcionarios recuperarán días moscosos cuando el saneamiento de las finanzas públicas del conjunto de las administraciones públicas lo permitan” y nos parece aceptable y nos conformamos, y no nos ponemos inmediatamente en huelga indefinida, o simplemente salimos todos a una a la calle a partirle la cara a este individuo es que muy vivos no estamos.

    Moscosos, dice.

    Qué túnel, qué luz?

    Manda huevos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s