PUBLICACIÓN DE LEYES DE JEFATURA DEL ESTADO


Con fecha 10 de diciembre de 2013, se han publicado en el Boletín Oficial del Estado tres leyes de importante calado para el conjunto de la ciudadanía y del Estado:

Con respecto a la LOMCE, también llamada Ley Wert, es una ley que nace muerta ya que ha sido aprobada con el único apoyo del Partido Popular, que por el hecho de tener la mayoría absoluta cree que no necesita buscar el consenso con el resto de formaciones políticas y que ignora a la ciudadanía en sus numerosas protestas y manifestaciones que han llevado a varias huelgas generales de padres, alumnos y profesores exigiendo su retirada. Pero a este Gobierno lo que le importa es la mayoría silenciosa, siempre y cuando esa mayoría silenciosa le convenga, claro está. Así que no existimos.

En cuanto a la ley de garantía de la unidad de mercado, es otra ley que ha salido adelante también con el único apoyo del Partido Popular y que será recurrida ante los tribunales, al igual que la LOMCE, por invasión de competencias en las comunidades autónomas y desprotección de los consumidores. Para entendernos, es como la ley de la reforma laboral que desreguló las relaciones laborales y que ha sumido a España en la precariedad, la pobreza salarial y el cobro en B, llevándonos a condiciones laborales y salariales de épocas oscuras. Pues bien, ahora le toca el turno al comercio con un nuevo recorte en los derechos de la ciudadanía. Será para que nos siga lloviendo dinero de todas partes.

Y qué decir de la Ley de Transparencia. Pues eso, que de transparencia sólo tiene el título. Otra ley que ha sido aprobada por el Partido Popular únicamente con el apoyo de los partidos nacionalistas (PNV y CiU) y que no servirá más que para sacar pecho y decir a la ciudadanía que el Estado es transparente. JAJAJAJA.

A este respecto, sí me gustaría hacer la siguiente reflexión. Gracias a esta ley ¿las administraciones públicas serán por fin transparentes? ¿Y la Casa Real? ¿Y el Congreso de los Diputados? ¿Y el Senado? ¿Y el Tribunal Constitucional? ¿Y el Consejo General del Poder Judicial? ¿Y el Banco de España? ¿Y el Tribunal de Cuentas? ¿Y las fundaciones? ¿Y los partidos políticos? ¿Y las empresas? ¿Y los sindicatos? ¿Y la Iglesia?

O dicho de otro modo. ¿Los empleados públicos serán transparentes? ¿El Rey, el príncipe, las infantas, y demás familia serán transparentes? ¿Los diputados serán transparentes? ¿Y los senadores, serán transparentes? ¿Y las personas puestas a dedo por los políticos en el Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal de Cuentas, Banco de España, serán transparentes? ¿Y las personas que dirigen las fundaciones, serán transparentes? ¿Y los políticos, serán transparentes? ¿Y los empresarios, serán transparentes? ¿Y los sindicalistas, serán transparentes? ¿Y los cardenales, obispos, curas, monjas y demás jerarquía eclesiástica, serán transparentes?

En definitiva ¿seremos transparentes? Porque de nada sirve una Ley de Transparencia si nosotros mismos no lo somos. Porque para exigir transparencia, los primeros que debemos dar ejemplo de ella somos nosotros, la ciudadanía. Y desgraciadamente, creo que estamos muy lejos de considerarnos transparentes.

Carlos Yebra Matiaci.

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS, DISPOSICIONES GENERALES y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s