LEY GENERAL PARA LA DEFENSA DE LOS CONSUMIDORES Y USUARIOS


Con fecha 28 de marzo de 2014, se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado, Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

De entre las modificaciones al citado texto refundido, merece la pena destacar como consumidores y usuarios que somos todos, la nueva regulación de los contratos celebrados a distancia y contratos celebrados fuera del establecimiento mercantil del TÍTULO III, especialmente lo recogido en el artículo 96 en cuanto a comunicaciones comerciales a distancia.

Y es que a cuántos de nosotros nos han estado fastidiando con la típica llamada de teléfono a horas intempestivas o en fines de semana, para ofrecernos no sé que tarifa de un producto que ya tenemos contratado o que ni siquiera necesitamos, y que por más veces que dices que no te interesa y que no te vuelvan a llamar, al día siguiente ya los tenemos otra vez dándonos el tostón.

Pues bien. El citado artículo 96 establece en su punto 2, que en el caso de comunicaciones telefónicas, deberá precisarse explícita y claramente, al inicio de cualquier conversación con el consumidor y usuario, la identidad del empresario, o si procede, la identidad de la persona por cuenta de la cual efectúa la llamada, así como indicar la finalidad comercial de la misma. En ningún caso, las llamadas telefónicas se efectuarán antes de las 9 horas ni más tarde de las 21 horas ni festivos o fines de semana.

Pero aún hay más. El mismo artículo en su punto 3 establece que la utilización por parte del empresario de técnicas de comunicación que consistan en un sistema automatizado de llamadas sin intervención humana o el telefax necesitará el consentimiento expreso previo del consumidor y usuario. Además, el consumidor y usuario tendrá derecho a no recibir, sin su consentimiento, llamadas con fines de comunicación comercial que se efectúen mediante sistemas distintos de los referidos en el apartado anterior, cuando hubiera decidido no figurar en las guías de comunicaciones electrónicas disponibles al público, ejercido el derecho a que los datos que aparecen en ellas no sean utilizados con fines de publicidad o prospección comercial, o solicitado la incorporación a los ficheros comunes de exclusión de envío de comunicaciones comerciales regulados en la normativa de protección de datos personales.

En su punto 4 establece que el consumidor y usuario tendrá derecho a oponerse a recibir ofertas comerciales no deseadas, por teléfono, fax u otros medios de comunicación equivalente, y en su punto 5 que en aquellos casos en que una oferta comercial no deseada se realice por teléfono, las llamadas deberán llevarse a cabo desde un número de teléfono identificable. Cuando el usuario reciba la primera oferta comercial del emisor, deberá ser informado tanto de su derecho a manifestar su oposición a recibir nuevas ofertas como a obtener el número de referencia de dicha oposición. A solicitud del consumidor y usuario, el empresario estará obligado a facilitarle un justificante de haber manifestado su oposición que deberá remitirle en el plazo más breve posible y en todo caso en el plazo máximo de un mes.

Buenas noticias para el consumidor y usuario. Por fin podremos decirle a la amable persona (o a veces no tanto) que nos llama, que no nos interesa su producto, que además tenemos derecho a oponernos a recibir una oferta comercial no deseada y que está obligada a facilitarnos un justificante de haber manifestado nuestra oposición. A ver si de una vez por todas uno puede disfrutar de su hogar sin esas insistentes llamadas y sin tener que acabar descolgando el teléfono, o peor aún, despotricando y cabreado como una mona.

Y por favor, no molesten ni festivos, ni fines de semana ni antes de las 9 de la mañana ni después de las 9 de la noche. Ruego tomen nota compañías comerciales, y consumidores y usuarios.

Carlos Yebra Matiaci.

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s