SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO SOBRE GASTOS COMPARTIDOS EN RÉGIMEN DE VISITAS


Aunque esta noticia pueda salirse del contenido habitual de este blog, que fundamentalmente versa sobre cuestiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), de la Administración General del Estado (AGE), y desafortunadamente cada vez con mayor frecuencia sobre actuaciones del Gobierno que nos afectan como empleados públicos y como ciudadanos, considero muy importante difundir la reciente sentencia del Tribunal Supremo en el que, por fin, se reconoce el esfuerzo económico y personal que los progenitores no custodios hacen para recoger a sus hijos en aplicación del régimen de visitas, situación injusta donde las haya, nunca contemplada y generadora de problemas a la hora de conciliar vida personal, familiar y laboral, así como el quebranto económico que supone por el gasto extra no reconocido aparte de la pensión por alimentos correspondiente y, en su caso, pensión compensatoria para el cónyuge.

Y es que en sentencia nº 289/2014 de fecha 26/05/2014, la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo ha fijado doctrina, al resolver un recurso que presenta interés casacional, sobre el sistema que ha de regir para el reparto equitativo entre los progenitores de las cargas derivadas del régimen de visitas cuando ambos cónyuges residen en localidades muy distantes, a fin de que, como regla general, sean ambos los que las realicen y no sea solamente el progenitor no custodio el que las asuma en exclusiva.

De esta forma, establece como regla general, normal o habitual, que se considera como lo adecuado que “cada padre/madre recogerá al menor del domicilio del progenitor custodio, para ejercer el derecho de visita y el custodio lo retornará a su domicilio” y que “es preciso un reparto equitativo de cargas, de forma que ambos progenitores sufraguen los costes de traslado de forma equilibrada y proporcionada a su capacidad económica, teniéndose en cuenta sus circunstancias personales, familiares, disponibilidad, flexibilidad del horario laboral, etc.”.

Por fin se reconoce el esfuerzo económico y personal que el progenitor no custodio está llevando a cabo en la recogida y entrega del menor en el domicilio del progenitor custodio por cuanto le causa un quebranto económico, así como personal, familiar y laboral que jamás fue tenido en cuenta al dictar sentencias de separación y/o divorcio. Afortunadamente los tribunales se van adaptando a la realidad social y ratifican mediante sentencia que esta situación es real y como tal, debe ser contemplada.

Tenéis acceso a la sentencia del Tribunal Supremo en el siguiente enlace:

SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO SOBRE EL RÉGIMEN DE VISITAS

Carlos Yebra Matiaci.

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en NOTICIAS, SENTENCIAS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s