CARTA ABIERTA A SOSA WAGNER


Sosa WagnerQuerido Paco:

Me entero con pesar de tu renuncia al escaño europeo. Me apena como ciudadano español, como europeo y como empleado público.

Y lo digo esforzándome en dejar aletargada mi amistad y lealtad hacia ti, pese a que te reconozco públicamente como Maestro de mis pasos en el océano del Derecho Público.

Lo siento por varias razones.

En primer lugar, basta consultar Actas, informes,  intervenciones y votaciones de los parlamentarios europeos para mostrarnos tu febril y prolífica actividad, disipando con obras y no palabrería, la imagen de “vacas sagradas” que del común de los eurodiputados suele cundir en el ciudadano de a pie, que no suele etiquetar por capricho. Ello sin olvidar tus recientes ensayos que nos mostraron con claridad, rigor y agudeza el sentido y entrañas de la Unión Europea  (caso de las brillantes “Cartas a un euroescéptico”, al alimón con Mercedes Fuertes).

En segundo lugar, no están los tiempos para que el Parlamento Europeo, llamado a pilotar la vertebración de una Europa con serias vías de agua, con rumbo errático y algún que otro amotinamiento, pueda prescindir de almirantes avezados en el poder público como tú. Experimentado en aguas turbulentas, que sabes guiarte por las estrellas del futuro y no por el cómodo cortoplacismo, y que no solo dominas idiomas y conoces al dedillo los entresijos comunitarios, sino lo mas importante: que eres respetado dentro y fuera de los muros comunitarios.

Y en tercer lugar, porque me apena que un partido político que pretende alzarse en opción de gobierno, y que debiera ser ejemplo de democracia interna, de libertad de expresión y de saber reconducir las crisis para convertirlas en éxitos, dilapide uno de sus mayores capitales humanos ( aunque justo es admitir que en todos los partidos políticos “cuecen habas” de este tenor).

Sosa WagnerLo cierto es que, si Quevedo fue confinado por el Conde-Duque de Olivares de forma expeditiva en San Marcos de León por ejercer su libertad y no doblar la cerviz ante la estulticia de gobernantes, tú puedes mantener la cabeza bien alta porque compartes con el escritor el don del ingenio y erudición portentosos, así como el gusto por la libertad de expresión. Sin embargo, te distancias del ilustre autor en que tu retorno a León es fruto de tu libre decisión para renunciar a estar con quienes no te respetan y demostrarnos la admirable elegancia de no enzarzarte en acusaciones y réplicas que estoy seguro, sabrías repartir como firmes mandobles frente a las zancadillas e infamias.

Me remito a tus palabras claras en la entrevista que ayer publicó El Diario La Nueva España, cuya lectura recomiendo vivamente.

Sea bienvenido el retorno del viaje que me atreví a calificar de aventura en la Unión Europea propia del “Yanqui en la Corte del Rey Arturo”.

Debo reconocer que en mi fuero interno, las nubes iniciales de este episodio dejan ver el arco iris de mi alegría por recuperarte para la Universidad y para la docencia, y para los escritos con que nos regalas, diviertes y enseñas.

El pasado jueves, al hilo de una ponencia a la que tuvo la amabilidad el Colegio de Abogados de Málaga de invitarme, dos malagueños me llevaron la noche anterior a cenar en el espléndido restaurante El Pimpi, y el Tesorero municipal, sin conocer mi afecto hacia ti, espontáneamente citó con entusiasmo un evento reciente en esa ciudad en que impartiste una conferencia viva, útil y fecunda, añadiendo como anécdota que tras la cena relajada, al filo de la medianoche te excusaste para retirarte a consultar dos sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.(¡¡) Cierto o no que ese fuere el noble motivo para sustituir ocio por esfuerzo, copas por lecturas farragosas, lo que puedo asegurar es que me consta tu valiosa disciplina para madrugar, leer, y reflexionar, junto a tu generosidad de ofrecernos a los demás, tus píldoras de sabiduría.

En fin, Paco, que lo que pierde Europa, lo ganarás en salud y dedicación a Mercedes, así como los amigos que sabremos aprovecharnos más todavía de tu fértil productividad mental. Y si es en torno a una mesa, pues mejor.

Ánimo, Maestro. Seguimos a tu lado.

Contencioso.es

Anuncios

Acerca de Carlos Yebra Matiaci

Funcionario de carrera de la Administración General del Estado. Sígueme en https://twitter.com/cymblog
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CARTA ABIERTA A SOSA WAGNER

  1. UN LECTOR dijo:

    Buenos días:

    Quien esto suscribe está afiliado a un sindicato vasco que suele ser definido como “nacionalista vasco”, y olvidamos, a veces, que el nacionalismo romántico que llegó de Europa caló de la misma manera en toda España, como dentro de la tierra vasca. En Europa surgió como respuesta a la caída de los grandes imperios. En España también y en Vasconia como respuesta a la disolución, entre otros motivos, del carlismo. Esto es, que nacionalismo (nacionalismos) existe y contrapuesto dentro de España. La virtud del conjunto español debería ser hallar el engrane adecuado en cada momento, y en este mundo todo es posible salvo resucitar.

    Decía que militando yo en un determinado sindicato, puedo decir que uno de mis más íntimos amigos, íntimo en su sentido más estricto, milita en Comisiones Obreras. Fácil sería para mí el insulto (¡español, vendido, vende-obreros, etc.!), en cambio, su rectitud, honradez y buen hacer por la clase trabajadora no tiene mácula alguna. Eso y la edad me han enseñado que no es todo blanco o negro. El gris…, amigos, sí, el gris siempre está ahí para ayudarnos.

    Pues bien, supongo que Ud. ya ha notado a dónde quiero llegar. Con sus palabras me quedo, ahora bien, servidor nunca se ha visto atraído por UPyD por el tema de la sanidad pública. Tras su creación leí algún texto (tengo la sensación de que podía ser alguna ponencia, pero me resulta imposible demostrarlo) sobre ello, de donde deduje que este partido estaba a favor de la privatización de la sanidad pública.

    Ahora lo más parecido a ello que he encontrado es esto:

    http://www.upyd.es/contenidos/secciones/509/Resoluciones_politicas_del_2_Congreso_UPyD_%282013%29

    …Que dice: “Rechazamos la introducción del ánimo de lucro en la asistencia sanitaria pública. La gestión privada no ha podido demostrar ser más eficaz ni más barata que la pública, y ha funcionado como un foco de corrupción y puerta giratoria entre lo público y lo privado. Por ello, el desvío de pacientes, gestión de hospitales, tratamientos u otros aspectos sanitarios y médicos, desde la Sanidad Pública a la privada, deberá reducirse al mínimo”. Sí, debe reducirse al mínimo, pero ¿qué es ese mínimo? Para mí deja la puerta abierta para otros tipos de “mínimos”

    Sí, he hablado del “gris” y corro el riesgo de pillarme los dedos, pero me pregunto si no será esto una adecuación literaria de quien tiene posibilidad de copar cierto poder y no parecer extremista.

    En resumen: su artículo me ha servido para perseverar mis dudas acerca del Partido, pero, a su vez, situarme literariamente en relación con el protagonista de su texto. Le mostraré más interés que hasta ahora.

    Así que, como ve, por lo menos en una persona ha suscitado Ud. interés por ampliar los nombres de escritores a quienes seguir en vida creativa.

    Saludos,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: